All for Joomla The Word of Web Design

Trucos y estrategias para prevenir y calmar crisis de ansiedad

En primer lugar, es importante diferenciar entre las características de un berrinche o de una crisis para saber como lidiar con cada una.

El berrinche debe entenderse como una reacción conductual ante una cosa o situación deseada y no conseguida. Esto desata una serie de emociones no controladas causando un berrinche o una rabieta. Hay que tener presente que los niños con autismo suelen tener dificultades para reconocer y controlar las emociones, hecho que puede dar pie a confusión.

Sin embargo, las crisis suelen desatarse ante situaciones que saturan y desbordan tanto a nivel sensorial como emocional. Tales situaciones generan frustración pudiendo conllevar conductas de autoagresión.

Para poder ayudar a gestionar estas situaciones, debemos contemplar a cada niño de manera individual pero seguir unas pautas de actuación generales nos puede ser muy útil:

  1. El acercamiento y la contención de las personas más allegadas puede trasladar calma y serenidad al niño. Actuar de manera natural y tranquila creará un clima relajado y favorable.
  2. El abrazo nos ayudará a contener físicamente y a recuperar el autocontrol que a la vez podrá evitar conductas autolesivas.
  3. En momentos en los que no sirven ni las palabras ni la contención física, puede ser útil utilizar una estrategia más rotunda como el “tiempo fuera”. Ofrecer un tiempo de latencia para aislarse o cambiar de contexto puede ayudar a calmar.

El conocimiento de estas actitudes por parte de familiares y personas cercanas es fundamental para entender tales situaciones, poderles ayudar en momentos críticos y prevenir posteriores episodios.