All for Joomla The Word of Web Design

¡En la consulta, higiene impecable!

Hoy en día tenemos la gran suerte de contar con gran variedad de recursos y materiales que facilitan nuestra práctica clínica diaria. Algunos de los elementos utilizados son desechables, otros de uso individual, algunos los podemos utilizar con distintos pacientes, etc.

Es de especial interés tener claro qué materiales corresponden a cada categoría y conocer qué procedimiento de higiene y desinfección tendremos que llevar a cabo con cada uno de ellos:

  1. En primer lugar procederemos al lavado habitual a base de agua y jabón.
  2. A continuación realizaremos una higiene más profunda sumergiendo los elementos en una cubeta o máquina de ultrasonidos que contenga líquido específico de desinfección de alto nivel (solución desinfectante, espongicida, fungicida, bactericida, etc.).
  3. En el momento previo de su uso, les pasaremos una toallita con solución aséptica impregnada para garantizar su desinfección. Cualquier material que esté en contacto con las mucosas, es imprescindible esterilizarlo. Si los dispositivos de trabajo están hechos de materiales resistentes y pueden someterse a altas temperaturas, también podremos utilizar una máquina autoclave para esterilizarlos. Otros elementos, que no contactan con mucosas, tales como el fonendoscopio, los espejos de valoración respiratoria, la linterna despresor,… pueden limpiarse con toallitas de desinfección. 

  • Manos y superfícies  de trabajo pueden higienizarse con soluciones hidroalcohólicas, como el gel de manos o con sprays desinfectantes. Se recomienda una higiene de manos exhaustiva y complementarla con el gel hidroalcohólico entre cada paciente.